Junio, 1

Cosas que me gustan, me gustan juntas, con una buena copa de vino en la mano, estirada en el sillón y con una manta de esas que teje la abuela para patarse del frío. Un libro en la mano, de un gran fotógrafo. Todos quisimos ser como él, yo no lo logre, pero sigo intentando cada día. Como el buen vino, los clásicos no pasan de moda.

UN FOTÓGRAFO

De siempre, inolvidable, perdurable y maestro. Un poco obvio? sí, absolutamente. Pero nadie puede negar que ha habído solo uno como él.

HENRY CARTIER BRESSON       

Sabemos que componía como un angel, es un clásico, iniciado en la pintura y luego en la fotografía su composición en geométrica, equilibrada, sencilla y compleja a la vez, tiene un sutir humor negro e ironía que se encuentra en algunas fotos memorables. No puedo decir cuál es mi preferida, pero me gustan muchas. Aquí dejo algunas, para que les ñpique el bichito de la curiosidad. Muchos quisieron ser Bresson, pocos lo con siguieron. Poner la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo momento.

Nace cerca de París, estudia pintura, luego se dedica a la fotografía. Funda con otros amigos fotógrafos, Magnun. Trabaja siempre con su inseparable Leica. Filma tres películas, dibuja, y muere finalmente en Montjustin, Francia.

UN POEMA

Cada cuerpo tiene

su armonia

y su desarmonía

en algunos casos

la suma de armonías

puede ser casi

empalagosa

en otros

el conjunto

de desarmonías

produce algo mejor

que la belleza

(Mario Benedetti)

UNA PELÍCULA

Feos, sucios y malos

de Ettore Scolla

Ahora, ustedes pongan la canción.

Anuncios