Llego otro Día de las Velitas, uno más. Pero este sin duda da comienzo a una etapa diferente. Cierra un año bravo, de esos si los hay, esté fue el más bravo.

Una parte de mi vida se acaba y comienza otra. Ni mejor ni peor. Espero que llena de buenos momentos como aquella que llega a su fin.

Y este Día de las Velitas nos encontró separados. Mi hija en casa de los abuelos y yo con los varones en el depto. Nos quedamos en el barrio, casi nunca lo hacíamos, pero esta vez no llego la lluvia y nosotros nos quedamos.

Los chicos jugaron con sus amigos, prendieron velitas, corrieron, jugaron y se divirtieron de lo lindo.

Espero que mi chica bonita lo haya pasado genial, mañana me enteraré y me contará sus anécdotas de esta noche.

Las cosas cambian, los chicos crecen, los años pasan y nos vamos poniendo viejos; como decía la canción.

Acá algunas fotos al natural de esta noche especial (sin Photoshop, por que otra vez se me descuadro).

DPP_0001

 

DPP_0002

 

DPP_0003

 

DPP_0004

 

DPP_0005

 

DPP_0006

 

DPP_0007

 

DPP_0008

 

DPP_0009

 

DPP_0010

 

DPP_0011

 

DPP_0012

 

Anuncios